lunes, 10 de febrero de 2014

Concurso de declaraciones de amor


Con estas palabras de Lenny Kravitz abrimos este curso la convocatoria de declaraciones de amor.  Let Love Rule. Que sea el Amor (y no otra cosa: gobiernos, malas tripas, Fondos de Reptiles Internacionales) quien mande.

Que de hecho ya es así, y siempre lo ha sido, no lo desmiente desde luego el Arcipreste de Hita, que en su Libro de buen amor se remonta a los griegos para recordarnos esta noble verdad:

Aristóteles lo dijo, y es cosa verdadera, 
que el hombre por dos cosas se mueve: la primera, 
por el sustentamiento, que la segunda era 
por haber juntamiento con hembra placentera.

No estaría en desacuerdo con en esto Empédocles, aquel filósofo siciliano de la Antigüedad que nos invitó a imaginar el mundo como una partida entre dos amantes (y enemigos) eternos, Afrodita y Ares, el Amor y el Odio.

Más cercanos a nosotros, los chicos de Coz constatan tres cuartos de lo mismo en su éxito Las chicas son guerreras:

Y si ves el mundo girar,
es porque las muñecas
han puesto la cadera a funcionar.
  
(Si se os hace demasiado machorro el discurso de Coz, no os perdáis la deconstrucción de la canción en manos de un grupo de chicas, Objetivo Birmania.)

Como recordábamos hace un año, febrero es para nosotros un mes amoroso, erótico, por varias razones. Desde luego por la celebración, el día 14, de San Valentín, el Día de los Enamorados (y de los comerciantes, cabría añadir); pero también por los Carnavales, especialmente vivos en Navalmoral de la Mata, de los que dice la copla popular:

Ya vienen los Carnavales,
la fiesta de las mujeres;
la que no le salga novio,
que pruebe el año que viene.

Nuestra Biblioteca se suma al espíritu de este mes febril con la segunda convocatoria del concurso de declaraciones de amor, A ti te encontré en la calle, que es y no es el clásico concurso de cartas de amor que suele plantearse por estas fechas.  Estas son sus bases:

1. Cada concursante podrá presentar una declaración de amor. Esta podrá estar dirigida a cualquier persona, animal, idea o cosa que el concursante elija, incluidos el arcángel Gabriel, las canciones de Pablo Alborán y las galletas Oreo.

2. Esta declaración podrá expresarse en verso o en prosa, según sienta el concursante que le pide el cuerpo.

3. La declaración podrá tener la extensión que uno sienta necesaria, aunque por algo los enamorados tienen fama de hablar poco y decir mucho.

4. Las declaraciones se entregarán en conserjería, firmadas con un nick o pseudónimo, hasta el día 18 de febrero, inclusive. Podrá constar el nombre real del autor, pero no es necesario ni se recomienda.

5.  A falta de un jurado de enamorados famosos, se harán cargo de esta tarea un grupo de profesores voluntarios, que harán conocida su resolución el día 21de febrero en la Biblioteca. Los autores de los textos premiados podrán revelar entonces su identidad.

6. Se concederán dos premios, con cuantía por determinar, tan generosa como Angela Merkel nos lo permita.

7. Los textos ganadores, y en su caso los finalistas que así elija el jurado, se reproducirán en este blog.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada