viernes, 13 de diciembre de 2013

Concurso de sueños: El Dragón Negro


Hace no mucho que tuve un sueño, con mis fantasías desatadas en él. Ocurrió de la siguiente manera: una luz me despertó y, al abrir los ojos, pude ve un lugar nada parecido a mi habitación. Era una habitación como de otra época, como aquellas que se pueden ver en la televisión que son de un castillo.

Me asomé al balcón y, efectivamente, era un enorme castillo de piedra grisácea. También pude vislumbrar un hermoso valle atravesado por un río que lucía debido al reflejo del sol.

Tras unos minutos de vista de aquel paisaje, quise salir de la habitación, pero vi una figura a lo lejos sobrevolando el valle. Poco tiempo después, vi acercarse un enorme dragón negro, que se quedó delante mirando, y tras una enorme tensión acumulada, decidí intentar montarme.

Y así lo hice, sobrevolé todo el valle y crucé una colina. La sorpresa me la llevé al ver un enorme y numeroso ejército situado detrás de la colina. Intentaron alcanzarme con sus flechas, pero mi dragón empezó a escupir fuego y arrasó con todas las personas, dejando solo a una hermosa doncella que dirigía el ejército.

Su belleza era tal que contraí matrimonio con ella. Una tarde después de la ceremonia, volaba en mi dragón cuando, de repente, se esfumó y caí al vacío. Cuando parecía que iba a tomar contacto con el suelo, desperté en mi cama.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada