sábado, 14 de diciembre de 2013

Concurso de Sueños: Todo Lujo de Detalles


Los sueños son para mí como una realidad, vivida en un momento. A veces son agradables, otras no tanto.

Un día sueño que la nieve arde, otro que el sol se apaga. Una noche me acosté cansada y vi una luz que entraba por la ventana, me acerqué hacia ella para cerrarla, pero la luz me hace saltar por la ventana.

Entonces me vi rodeada de lujos, tenía una casa muy grande con una piscina, una criada, un chófer, me vi con todo lujo de detalles, en mi habitación tenía de todo, mucha ropa para el armario, un móvil nuevo, el último modelo, un ordenador, joyas...

A la gente que habitaba en la casa yo no la conocía, no se comportaban como yo, eran egoístas, mentirosos, envidiosos... Su comportamiento no me gustaba, ellos decían que para tenerlo todo hay que ser así.

Estaba incómoda en aquella casa, me encontraba mal, al pronto sentí un ruido enorme que me taladraba la cabeza. Abrí los ojos: ¡era el despertador!

Menos mal que era un sueño, prefiero no tener tantos lujos, pero quiero tener a mi familia. Ellos, la verdad, no me han enseñado mal comportamiento. Pienso que no tendré grandes lujos, pero mi familia es el lujo más grande que pueda tener.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada