sábado, 14 de diciembre de 2013

Concurso de sueños: Un Día Extraño


Uno de los sueños más raros y emocionantes que he tenido ha sido el que ahora voy a contar. Un día estaba en la playa con mi familia, era verano y hacía un tiempo estupendo para disfrutar del sol. La gente se bañaba, jugaba y reía. Mi familia se fue a dar un paseo y yo me quedé disfrutando del estupendo sol y de la tranquilidad. De repente, el cielo empezó a nublarse y las olas a alborotarse. La gente gritaba. Me levanté y miré a mi alrededor: el mar había succionado a toda la gente y el agua había desaparecido. Me encontraba sola, tenía miedo, no sabía qué hacer. Cuando estaba entrando en la desaparición, escuché la voz de mi madre que me llamaba. Gracias a Dios, todo había sido un sueño.

1 comentario:

  1. "el agua había desaparecido..." Qué bueno!!

    ResponderEliminar