sábado, 14 de diciembre de 2013

Concurso de sueños: Payasos Raptores


Ocurre en ambientes y situaciones distintas pero siempre con los mismos o parecidos protagonistas, pretendiendo una única finalidad disfrazada de persecución y rapto.

Esta noche no iba a ser diferente, tuve el mismo sueño que en otras ocasiones he tenido, quizás más que un sueño sea una pesadilla, pues al despertarme siento que mi corazón late deprisa invadiéndome una gran angustia. Ellos, los payasos, han vuelto a aparecer de nuevo en mi sueño, tan alegres, tan risueños, pero a la vez tan siniestros y perversos que todavía permanece en mi cabeza el eco de sus palabras mencionando mi nombre mientras me perseguían. Esta persecución transcurría por calles desiertas y en penumbra, lugares francamente tenebrosos e inquietantes.

Mi sueño parte de una sesión circense a la que para mi sorpresa acudí solo. Sin saber muy bien, me vi envuelto en una situación dantesca que no había elegido, donde el centro de atención del espectáculo era yo. Todos los ojos de los espectadores se dirigían hacia mí, lo cual me aterraba. Los payasos no dejaban de ridiculizarme y reírse al unísono con el público de mi presencia en
el centro de la carpa. Pensaba en cómo salir de aquella situación tan esperpéntica lo antes posible. Lo hice corriendo sin saber muy bien la dirección, pero daba igual, terminaba siempre en calles desiertas por las cuales los payasos trataban de alcanzarme con la finalidad de aniquilarme o raptarme. Los sentía próximos, cada vez más, mis piernas no respondían, sentía pesadez en ellas y veía que no avanzaba, que cada vez la distancia se reducía entre nosotros hasta que finalmente cuando ya iba a ser presa de sus deseos, de pronto... me desperté.

Después de lo soñado ("vivido") no podía dar crédito de que todo había sido una mala pesadilla y me encontraba ya en la realidad.

1 comentario:

  1. Sobre los payasos malignos, que no se pierda nadie esta página de TvTropes.

    ResponderEliminar