sábado, 14 de diciembre de 2013

Concurso de sueños: La Boca del Cocodrilo


Era de noche y me acababa de despertar, estaba oscuro y me encontraba en mi habitación cuando de repente oí un ruido en la cocina. Al principio no hice caso, pero al ver que los ruidos no cesaban, decidí bajar.

Al llegar a la cocina, estaba mi madre sentada en una silla y no dejaba de mirarme. Al rato decidí entablar una conversación con ella, pero no me respondía. Al ver este suceso, me dirigí a la escalera, pero cuando me disponía a subir el primer peldaño, algo me agarró de la pierna y me tiró al suelo. Asustada, me giré: ¡era un cocodrilo! Grité con todas mis fuerzas, pero mi madre lo único que hacía era mirarme y ver cómo poco a poco entraba en la boca del cocodrilo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada